Verduras asadas al horno.

No hay mucha complicación en hacer unas verduras al horno, lo sé. Pero dependiendo de la elección de verduras y el cariño que se le ponga, puede tener un toque delicioso o ser un plato anodino. En realidad, todo vale, pero se puede hacer con o sin gusto.

Como vegetariana, me molesta cuando para resolver qué te dan de comer sale el “pues cualquier verdura al horno”. Y además, no te quejes, porque si son verduras te tiene que gustar (quien coma carne tampoco hará distinción entre un solomillo relleno y un carpaccio de ternera, puesto que, carne es). El resultado, con demasiada frecuencia, es un triste plato, con las tristes verduras que iban a utilizar como mero adorno, asadas sin gracia.

Así que, como dije, no es nada complicado, pero puede resultar apetecible o no.

De esta receta me interesó la mezcla dulce de la batata y la zanahoria con el ácido del limón. Como pasó la prueba con creces, aquí os invito a probarla.

Ingredientes (para 3 ó 4 raciones):

2 limones cortados en cuartos.

2 puerros cortados en trozos de unos 5 cm.

2 pimientos rojos troceados.

500 g de zanahorias partidas en cuartos.

1 cabeza de ajos partida en dos.

300 g de batatas peladas y cortadas en trozos grandes.

250 g de patatas pequeñas.

400 g de tomates cherry en rama (u otro tipo de tomate).

Aceite de oliva.

Sal.

Pimienta negra.

Tomillo y orégano.

Elaboración:

En primer lugar, ponemos el horno a precalentar. Colocamos las verduras (excepto los tomates) en la bandeja que vayamos a utilizar, vertemos un chorro de aceite y horneamos. Pasados unos 40 minutos, añadiremos los tomates y lo dejamos que siga haciéndose otros 10 minutos más (o hasta que la piel de los tomates se abra).

Una vez sacado del horno, podemos pelar los ajos asados y repartirlos sobre las verduras. Salpimentamos, rociamos con otro chorro de aceite, exprimimos el zumo de los limones cocidos, por último el oregano y el tomillo. Listo para servir.

Imagen

Anuncios

Tarta de coco y zanahoria

tartadezanahoria

Esta tarta es de las más fáciles que conozco. En realidad, tan sólo es una crema de coco y zanahoria montada entre bollos, pero queda exquisita. Yo la he hecho con las cantidades originales, pero tal vez se pueda rebajar el coco, para que la crema quede un poco menos densa. También el azúcar, si lo preferimos menos dulce.

Al día siguiente está buenísima también, el bollo obtiene más sabor.

Ingredientes:

250g de zanahorias.

200g de coco rallado (algo más para decoración).

200g de azúcar.

6 u 8 bollos suizos o panes de leche.

Elaboración:

Lavamos, pelamos y troceamos las zanahorias para cocerlas hasta que queden bien tiernas.

Una vez están cocidas, se mezclan con la batidora. Añadimos el azúcar y continuamos batiendo, hasta que quede una especie de puré. Entonces incorporamos el coco lentamente, sin dejar de mezclar. La textura cambia considerablemente, siendo ahora mucho más densa y seca. Pero eso no será impedimento para extenderla después.

Elegimos un molde, en uno rectangular los panes de leche se acoplarán mejor. Debemos cortar los panecillos en tres pisos. Colocamos los primeros trozos, las bases del bollo, en el fondo molde. Añadimos una capa de la crema que hemos hecho antes. Montamos el siguiente piso, y volvemos a extender otra capa de crema. Finalmente, disponemos los últimos trozos del pan de leche y sobre éstos espolvoreamos coco rallado.

La metemos en la nevera para que enfríe y estará listo.

tartadezanahoria2

Tostadas con cebolla caramelizada

Es una rica receta para abrir boca. El pan de nueces, al tener una miga bastante consistente, nos sirve de base para sustentar las verduras cocinadas. Con otro tipo de pan podría quedar demasiado empapado, pero éste queda jugoso sin perder firmeza.

Ingredientes:

1 Pan de nueces.

50 g de setas.

2 zanahorias.

1 cebolla grande.

1 tomate.

2 ó 3 cucharadas de azúcar moreno.

Aceite.

Vinagre.

Sal .

Queso rallado.

Elaboración:

Podemos empezar por rallar el tomate y reservarlo. Troceamos las zanahorias muy menudas, o las rallamos por la parte más gruesa del rallador. Las sofreímos en la sartén a fuego medio, hasta que queden blanditas. A continuación, troceamos las setas y realizamos la misma operación que con las zanahorias. Cuando acabemos con estas verduras prepararemos la cebolla caramelizada.

Llega el momento de montar las tostadas. Cortamos gruesas rebanadas y las calentamos hasta que queden bien doradas.  Después, untamos ligeramente las porciones con el tomate que habíamos reservado. Ya tenemos la base, ahora sólo queda disponer las verduras sobre el pan y acabar coronándolas con queso rallado. Finalmente, las introducimos en el horno para que el queso se gratine y quedarán listas.

Imagen