Verduras asadas al horno.

No hay mucha complicación en hacer unas verduras al horno, lo sé. Pero dependiendo de la elección de verduras y el cariño que se le ponga, puede tener un toque delicioso o ser un plato anodino. En realidad, todo vale, pero se puede hacer con o sin gusto.

Como vegetariana, me molesta cuando para resolver qué te dan de comer sale el “pues cualquier verdura al horno”. Y además, no te quejes, porque si son verduras te tiene que gustar (quien coma carne tampoco hará distinción entre un solomillo relleno y un carpaccio de ternera, puesto que, carne es). El resultado, con demasiada frecuencia, es un triste plato, con las tristes verduras que iban a utilizar como mero adorno, asadas sin gracia.

Así que, como dije, no es nada complicado, pero puede resultar apetecible o no.

De esta receta me interesó la mezcla dulce de la batata y la zanahoria con el ácido del limón. Como pasó la prueba con creces, aquí os invito a probarla.

Ingredientes (para 3 ó 4 raciones):

2 limones cortados en cuartos.

2 puerros cortados en trozos de unos 5 cm.

2 pimientos rojos troceados.

500 g de zanahorias partidas en cuartos.

1 cabeza de ajos partida en dos.

300 g de batatas peladas y cortadas en trozos grandes.

250 g de patatas pequeñas.

400 g de tomates cherry en rama (u otro tipo de tomate).

Aceite de oliva.

Sal.

Pimienta negra.

Tomillo y orégano.

Elaboración:

En primer lugar, ponemos el horno a precalentar. Colocamos las verduras (excepto los tomates) en la bandeja que vayamos a utilizar, vertemos un chorro de aceite y horneamos. Pasados unos 40 minutos, añadiremos los tomates y lo dejamos que siga haciéndose otros 10 minutos más (o hasta que la piel de los tomates se abra).

Una vez sacado del horno, podemos pelar los ajos asados y repartirlos sobre las verduras. Salpimentamos, rociamos con otro chorro de aceite, exprimimos el zumo de los limones cocidos, por último el oregano y el tomillo. Listo para servir.

Imagen

Anuncios

Trinxat de col y patatas

Esta receta la encontré gracias a pepekitchen. Lo bueno de la col es que dura bastante. Lo malo, que algunas son tan grandes que ya no sabes qué hacer con ellas. Así que con esta nueva manera de cocinarla acabé antes con una de ésas.

Ingredientes:

500g de col rizada.

250g de patatas.

Aceite de oliva.

5 dientes de ajo.

(100g de bacon en la receta original).

Elaboración:

Cocemos la col y las patatas en una olla con un poco de sal. La col la troceamos en tiras finas y las patatas cortadas estilo panadera. Hasta que quede bien hecho.

En una sartén doramos los ajos a fuego lento ( y el bacon si lo utilizamos). Escurrimos el hervido de patatas y col y lo añadimos a la sartén. Removemos un poco y dejamos que se vaya haciendo, como si fuera para tortilla. Que se vaya dorando poco a poco, y le damos la vuelta. Lo haremos hasta que quede a nuestro gusto de tostado. A mí me quedó poco dorado porque utilizo poco aceite.

También se puede terminar cuajando unos huevos y servir como tortilla.

IMG_2149