Tarta de calabaza y coco

Tenía ganas de probar un dulce hecho con calabaza, y encontré esta receta en el blog Mis Recetas. El resultado es parecido a un bizcocho esponjoso y más húmedo.

IMG_4212

Ingredientes:

500 g de calabaza.

100 g de aceite de oliva.

3 huevos.

150 g de azúcar.

100g de coco rallado.

100 g de harina de repostería.

1 sobre de levadura.

1 pellizco de sal.

Elaboración

Precalentamos el horno a 180.

Pelamos la calabaza, la troceamos y la cocemos. Podemos cocerla en el microondas, cubriéndola con papel film a máxima potencia unos 10 minutos. O bien con un poco de agua en un cazo hasta que quede tierna.

La calabaza soltará agua al cocerse, podéis escurrirla por completo o dejar un poco para que quede más húmeda. La chafamos con un tenedor.

Con unas varillas mezclamos la calabaza chafada con el aceite. Cuando quede una mezcla cremosa, iremos añadiendo uno por uno los huevos.

En un cuenco aparte, mezclamos el azúcar, el coco, la harina y la levadura. Entonces juntamos esta mezcla seca con la de la calabaza y el aceite. Lo integramos todo bien.

Preparamos el molde que vayamos a usar untándolo con mantequilla y espolvoreando un poco de harina. Vertemos en él la mezcla y lo metemos al horno alrededor de 40 minutos. Hasta que al comprobarlo salga el pincho limpio, aunque quedará algo húmedo.

Dejamos enfriar y espolvoreamos azúcar y coco rallado por encima para decorar.

Anuncios

Pastel de chocolate

Sigo con mis grastrorregalos, esta vez para el cumpleaños de mi madre. Es un bizcocho de chocolate, bastante denso, con cobertura también de chocolate. La receta me la tradujo mi amiga Nadine, de un libro de recetas alemanas. La verdad es que ha sido todo un éxito.

La primera vez que la hice, el bizcocho me quedó algo húmedo. Tarda más que otros en cocerse bien, por eso hay que tenerlo a una temperatura no muy alta, pero hasta que quede bien hecho. La receta original es con chocolate para fundir negro. La segunda vez probé a mezclar chocolate blanco y negro en la cobertura, puesto que ya no encuentro chocolate con leche para fundir . Así, el resultado fue menos intenso, como quería. Pondré las cantidades para las dos versiones, para los que prefieran el chocolate más suave.

 

pastelchoco

 

 

Ingredientes para el bizcocho:

225g de mantequilla (algo más para untar el molde).

100g de chocolate para fundir.

150ml de agua.

300g de harina de repostería.

1 sobre de levadura.

300g de azúcar.

150g de nata.

2 huevos.

Elaboración del bizcocho:

En un cazo calentamos el agua con el chocolate lentamente.

Damos un golpe de calor a la mantequilla en el microondas. Hasta que haya quedado líquida la mitad o así, revolvemos y dejamos que se vaya deshaciendo el resto.

En un bol mezclamos la harina, el azúcar y la levadura. Cuando el chocolate se derrita lo añadimos al bol y mezclamos. Se creará una masa muy densa y poco manejable, parecida a la de galletas. Es normal que esté así de espesa, os ayudáis con las manos si es necesario, hasta que todo quede de color chocolate. Una vez quede el chocolate integrado, le sumamos la nata y movemos. Ahora añadimos los huevos, habiendo batido claras y yemas por separado. Las claras casi a punto de nieve. Y por último la mantequilla que se habrá derretido ya casi por completo, si queda algo no es problema. Se terminará de deshacer una vez que terminemos de integrar bien todos los elementos de la masa. Cuando veamos que tiene un aspecto unificado y sin muchos grumos, estará lista.

Engrasamos el molde que vayamos a usar y lo vertemos ahí. Dejamos en el horno a temperatura media  unos 40 ó 45 minutos (más o menos). Cuando al pincharlo salga limpio habrá cocido, sobre todo el centro tarda bastante en terminarse (al menos a mí).

 

pastelchoco2

 

 

Ingredientes para la cobertura:

200g de chocolate negro para fundir (ó 180g de blanco y 20g de negro).

6 cucharadas de agua.

3 cucharadas de nata.

1 cucharada de mantequilla.

Elaboración de la cobertura:

Derretir el chocolate en un cazo junto con el agua. Añadir la nata y apartar del fuego. Incorporar entonces la mantequilla y remover.

Una vez que el bizcocho esté listo podemos coronarlo con la cobertura. Se puede conservar en el frigorífico, para que la cobertura se endurezca y sacar un rato antes de tomar. Al gusto de cada cual.

 

pastelchocoporcion        pastelchocoporcion2

 

Quiche de queso azul y tomates

En el blog Cocinar la Mar de bien encontré una interesante receta de quiche. Como bien decía en la receta original, se puede hacer con antelación y calentar un poco antes de tomarla, si tienes visita u ocasiones así es muy cómodo.

Quiche queso tomtel

Ingredientes:

1 lámina de masa quebrada.

80g de queso azul.

1 cebolla roja.

1 chalota.

200ml de nata líquida.

3 huevos.

4 ó 5 tomates deshidratados en aceite.

Elaboración:

Sofreímos en un poco de aceite la cebolla y la chalota troceada. Apartamos cuando esté pochada y reservamos.

Batimos los huevos junto a la nata, añadimos la cebolla y los tomates deshidratados. Podemos escurrir los tomates un poco antes de echarlos, para que no tengan tanto aceite. Cuando esté todo batido añadimos el queso, que no lo trituraremos.

Disponemos la masa quebrada sobre el molde que vayamos a utilizar y vertemos en ella la mezcla.

Metemos en el horno a temperatura media durante unos 15-20 minutos. Hasta que quede bien cuajado el pastel. La cebolla roja y el tomate le darán un color que se intensificará al hornear. Podemos decorar con un poco de queso rallado por encima.

porciónquichequesotomate

Crema pastelera

La crema pastelera es un básico que se puede utilizar en gran cantidad de dulces.  Además, como veréis, no es difícil de hacer.

Ingredientes:

½ litro de leche entera.

120 g de azúcar.

50g de maicena.

1 vaina de vainilla.

1 trozo de cáscara de limón.

4 yemas de huevo.

50g de mantequilla sin sal.

cremapastelera

Elaboración:

Separamos un vaso del medio litro de leche y lo reservamos en el frigorífico. El resto de leche la ponemos en una olla al fuego, junto con la vainilla (cortada longitudinalmente para obtener más sabor de las semillas) y el limón . Antes de que llegue a hervir la retiramos del calor.

Dejaremos reposar la leche durante 20 minutos aproximadamente, así obtendrá mejor el sabor de la vainilla y el limón. Pasado ese tiempo, volvemos a poner la olla al fuego, a baja intensidad.

Por otro lado, mezclamos en un recipiente las yemas y el azúcar. Hay que batir hasta que obtengamos una mezcla cremosa, lo guardamos para después.

Ahora recuperamos el vaso con leche de la nevera, en él disolveremos la maicena. Una vez quede bien diluido, lo verteremos en la olla donde estaba calentándose la leche a fuego lento. Debemos remover cuidadosamente y con constancia, o de lo contrario quedarán grumos.

Nuevamente, antes de que llegue a hervir, vertemos la mezcla de azúcar con las yemas. Esta vez también debemos ser constantes al remover, nos serviremos de las varillas para evitar que la yema cuaje. Después de un rato, cuando haya espesado según nuestro gusto, podremos apagar el fuego. Estando aún caliente, añadimos la mantequilla, así se derretirá fácilmente y le dará un toque más cremoso. Movemos un poco para que se incorpore bien, y con esto habremos terminado.