Bizcocho de Manzana y Canela

Aún no había hecho un bizcocho de este tipo, ya era hora. Aquí os escribo la receta original y los cambios que hice en ella, así como lo que cambiaré para la próxima vez que la haga.

 

Ingredientes:

3 huevos.

250 g de azúcar (yo usé moreno).

175 g de harina de repostería (utilicé harina con levadura).

50 ml aceite de oliva (yo utilicé de girasol).

150 ml de leche (utilicé un yogur natural azucarado).

1/2 sobre de levadura (yo eché uno entero).

3 manzanas golden (yo usé 2 manzanas reineta).

Una cucharadita de canela en polvo.

Una pizca de sal, por mi cuenta.

Una pizca de bicarbonato, también por cuenta propia.

 

 

Elaboración:

En la receta original se utiliza una manzana para el bizcocho y el resto como cobertura. Yo no hice cobertura y añadí dos en puré al bizcocho. Aunque quedó bien, la próxima vez añadiré sólo una, y utilizaré otro tipo de manzana con más sabor, como la golden que decía la receta original.

En primer lugar precalentamos el horno a 180º. Seguimos batiendo los huevos, primero las claras. Cuando éstas estén casi a punto de nieve añadimos las yemas, para que quede el bizcocho más esponjoso. Añadimos la leche (en mi caso el yogur), el aceite y la canela.

Antes de agregar la harina la pasaremos por un tamiz, junto con la levadura. Unimos ésto a la mezcla anterior.

Batimos una de las manzanas (yo batí dos) y cuando quede hecha puré, la mezclamos a lo que teníamos hecho. Una vez se haya ligado todo, lo vertemos sobre un molde para horno engrasado previamente. Si queremos decorar con manzana, las partimos en láminas y colocamos las porciones encima, espolvoreando con azúcar y canela también.

Introducimos el molde a media altura en el horno, alrededor de unos 40 minutos. Hasta que quede dorado y al pincharlo salga limpio.

Galletas de limón

Son las primeras galletas de limón que publico, pero vaticino que no van a ser las únicas. La masa necesita 3 horas como mínimo de reposo en el frigorífico, así que yo prefiero hacerla el día de antes y dejarlas toda la noche. Eso sí, al principio estará durísima y habrá que darle tiempo para poder  manipularla. Resumiendo, que no son unas galletas de hacer al instante, no por complicación sino por requerir un poco de tiempo. Pero si os gusta el limón y las galletas, merece la pena.

Ingredientes:

400 g de harina.

220 g  de mantequilla a temperatura ambiente.

200 g de azúcar.

Unas gotas de vinagre de vino blanco.

3 g de bicarbonato.

1 pizca de sal.

Zumo de 1/2 limón.

1 cucharadita de esencia de limón.

Elaboración:

Pasamos por el tamiz la harina, añadimos el bicarbonato, la sal y las gotas de vinagre. Reservamos esta mezcla de ingrediente secos para usarla más tarde.

Batimos la mantequilla con el azúcar con ayuda de las varillas. Si la mantequilla no está lo suficiente blanda le daremos un golpe de calor en el microondas antes. Vamos incorporando a la mezcla el huevo, el zumo de limón y la esencia de limón. Agregamos ahora la mezcla que teníamos reservada con la harina etc.

Cuando todos los ingredientes queden bien mezclados hacemos una bola y la envolvemos en film transparente. Como ya dije, debe reposar al menos 3 horas en la nevera, pero podemos dejarla toda una noche.

Sacaremos la masa un rato antes de disponernos a formar las galletas, así no estará tan fría y podremos darle forma con más facilidad. Precalentamos el horno a 180. Cogemos porciones y vamos estirando, con ayuda de un rodillo, sobre una superficie enharinada. Si la masa queda aún pegajosa podemos añadir algo más de harina, pero sólo la necesaria o pueden resultar muy secas. Las cortamos con ayuda de un cortapastas con la forma que deseemos y las disponemos en la bandeja del horno con papel vegetal. Bajamos la temperatura a 120 y horneamos unos 12 minutos. Hasta que estén cocidas, pero no adquieren un tono muy dorado, así que no hay que guiarse por el color. Dejamos que enfríen sobre una rejilla y ¡a comer!

galletaslimon

Bizcocho de queso

Tenía que hacer alguna de las recetas de Taim, que fue mi primera seguidora y la primera que hizo alguna de mis recetas (que yo sepa). Opté por hacer su bizcocho de queso, con alguna ligera variación (sin glaseado y sin bicarbonato).

Tiene un ligero toque a queso y una textura más húmeda que otros bizcochos que he probado. Rico y diferente.

Ingredientes:

200g queso de untar (tipo Philadelphia).                                     bizcochoqueso

200g harina de fuerza.

100g azúcar moreno.

50g azúcar blanquilla.

1 sobre de levadura.

50g de mantequilla (más para engrasar el molde).

Ralladura o esencia de limón.

100ml de leche.

2 huevos.

Elaboración:

En un bol mezclamos la harina, la levadura, la ralladura de limón y lo reservamos.

Batimos el queso con la mantequilla y añadimos poco a poco el azúcar. Batimos uno a uno los huevos y los incorporamos. Removemos bien y agregamos la mitad de la mezcla que habíamos reservado (harina, levadura y ralladura), añadimos la leche, volvemos a mezclar y echamos el resto de harina.

Preparamos el molde untándolo con un poco de mantequilla y espolvoreándole algo de harina. Vertemos la masa y listo para entrar en el  horno. Si al pincharlo con un cuchillo sale limpio, estará listo. Su color no es muy oscuro, así que no esperemos hasta que esté tan tostado como otros.

bizcochoquesoporcion

Galletas con mantequilla de cacahuete

galletacacah

 

Gracias al blog de Rosa M. Lillo  descubrí una receta interesante. La mantequilla de cacahuete no es precisamente mi debilidad, así que nunca la he tenido muy presente. Sin embargo, al ver la pinta que tenían las galletas me animé a usarla.

Ingredientes:

170g de mantequilla a temperatura ambiente.

185g de mantequilla de cacahuete.

105g de azúcar moreno.

100g de azúcar blanco (más para espolvorear después).

1 cucharadita de esencia de vainilla.

260g de harina de trigo normal.

1 cucharadita de bicarbonato sódico.

1/4 cucharadita de sal.

Elaboración:

Podemos precalentar el horno y preparar la bandeja con papel vegetal.

En un recipiente mezclamos  la harina, el bicarbonato, la sal y lo reservamos.

Batimos la mantequilla hasta que obtengamos una textura cremosa y suave. Añadimos la mantequilla de cacahuete y seguimos batiendo un poco más. Incorporamos el azúcar (excepto el reservado para espolvorear) y continuamos batiendo, hasta que quede una masa esponjosa. Batimos ligeramente el huevo y lo añadimos a esta masa, también la esencia de vainilla, lo movemos todo hasta que quede bien integrado.

Es el momento de añadir esta masa a la mezcla que habíamos reservado antes (harina, bicarbonato y sal). Lo haremos en tres veces, batiendo entre cada tanda, hasta que quede todo bien adherido.
En caso de que la pasta no quedara lo suficiente dura para manipularla, podemos meterla en el frigorífico para que adquiera mayor firmeza.

Para conseguir las galletas, haremos bolitas pequeñas, las pasamos por azúcar y las aplanamos. Podemos decorarlas marcándolas con los dientes de un tenedor, presionando sobre ellas, con pequeños cortapastas, o como queramos.

Las colocamos sobre la bandeja del horno sin que se toquen unas con otras y las introducimos hasta que los bordes se doren. Las sacamos y dejamos enfriar.

galletas cacahuet

Sándwiches de mermelada

Con la masa frola, que ya vimos en otras galletas, podemos hacer estos sándwiches de mermelada.

Ingredientes:

400g de masa frola.
200g de meremelada de fresa (o el sabor que prefiramos).

Elaboración:

Estiramos la masa, dejándola con poco grosor, para que las galletas no salgan demasiado gruesas. Utilizamos un cortapastas para darle la forma que queramos. Eso sí, haciéndolo por duplicado, que cada galleta tenga su pareja. Podemos recortar la parte central de las galletas que serán la tapa. La masa que desechemos la moldeamos para más galletas hasta que se acabe.

Se unta con mermelada la mitad de las galletas y se tapan con la otra mitad. Las horneamos hasta que queden doradas y ya tenemos nuestros sándwiches.

Sándwiches de meremelada