Cookies con pepitas de chocolate (versión 2)

Ya había una receta de este tipo de galletas en el blog, pero ésta es una distinta y me gusta incluso más que la anterior. La cuestión es que son facilísimas y deliciosas. Ya no recuerdo de dónde saqué la original, pero le añadí alguna cosa por mi cuenta y así es como las hago.

IMG_7143

Ingredientes:

125 g de mantequilla blanda.

185 g de azúcar.

1 cucharadita de extracto de vainilla.

1 huevo ligeramente batido.

215 g de harina.

1 cucharadita de levadura.

1 ó 2 (125 – 250g) tabletas de chocolate. Según cómo lo prefiráis.

Una pizca de sal gruesa.

1 cucharadita de bicarbonato.

75 g de avellanas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º. Primero batimos la mantequilla, que estará lo suficientemente blanda (con textura de pomada) pero no líquida, junto con el azúcar. Añadimos extracto de vainilla, el huevo y la sal.

Por otro lado mezclamos la harina, la levadura y el bicarbonato. Lo pasamos por un tamiz y lo añadimos a la mezcla que habíamos hecho anteriormente.

Por último, troceamos las avellanas y el chocolate (yo utilizo la picadora) y lo añadimos a la masa.

Podemos dejar reposar un rato en el frigo, sobre todo si la temperatura es alta, para que no se nos derritan al manejarlas.

Para finalizar, cogeremos porciones de masa y las aplastaremos para crear cada galleta. Las dispondremos separadas (aumentan un poco de tamaño) en bandeja de horno con papel vegetal. Horneamos hasta que estén doradas, alrededor de unos 20 minutos. Las dejamos enfriar sobre una rejilla con mucho cuidado, pues al sacarlas es normal que con muy poco puedan romperse, pero al enfriar tendrán una textura firme y crujiente.

IMG_7151

Anuncios

Copa de chocolate y nata al microondas

Si queréis hacer un postre con chocolate que no os lleve demasiado tiempo, aquí tenéis una opción. Es una especie de Dalky o copa Danone hecho en casa. Y ya que todo se hace en casa, que la nata montada también lo sea. Si es de la que venden ya hecha, no será lo mismo.

dalky

Ingredientes:

6 cucharadas de Nesquick.

3 cucharadas de azúcar.

3 huevos.

2 cucharadas de maicena.

3 vasos de leche.

1 pizca de sal.

Nata para montar.

Azúcar glass.

Elaboración:

En un recipiente apto para microondas mezclamos los huevos, el Nesquick, el azúcar, la maicena, 2 vasos de leche y una pizca de sal. Lo batimos todo muy bien hasta que quede una mezcla homogénea.

Metemos al microondas a máxima potencia (800 W) durante 6 minutos. Tras esos minutos lo volvemos a batir, puesto que se habrán ido creando grumos. Los deshacemos, hasta que vuelva a ser una crema homogénea, aunque ahora más espesa. Añadimos el vaso de leche que nos quedaba y batimos nuevamente.

Volvemos a meterlo en el microondas, esta vez 3 minutos a la misma potencia. Pasados los tres minutos, ya podremos disponer la crema en los recipientes donde queramos servirlos.

Por último, montamos la nata con ayuda de unas varillas (si son eléctricas mejor que mejor). Para que la nata nos cueste menos montarla es importante que esté bastante fría, si la introducimos un rato antes en el congelador no estará de más, sobre todo si hay altas temperaturas, como en estas fechas. También podéis meter en el congelador el recipiente donde la vayáis a montar (lo ideal es uno metálico, que mantenga bien el frío). Montáis con las varillas y le vais añadiendo azúcar glass a vuestro gusto. Una vez la nata tenga cuerpo la disponéis sobre la crema de chocolate y ya está lista para enfriar en la nevera hasta la hora de comérsela.

IMG_5301

Pastel de chocolate

Sigo con mis grastrorregalos, esta vez para el cumpleaños de mi madre. Es un bizcocho de chocolate, bastante denso, con cobertura también de chocolate. La receta me la tradujo mi amiga Nadine, de un libro de recetas alemanas. La verdad es que ha sido todo un éxito.

La primera vez que la hice, el bizcocho me quedó algo húmedo. Tarda más que otros en cocerse bien, por eso hay que tenerlo a una temperatura no muy alta, pero hasta que quede bien hecho. La receta original es con chocolate para fundir negro. La segunda vez probé a mezclar chocolate blanco y negro en la cobertura, puesto que ya no encuentro chocolate con leche para fundir . Así, el resultado fue menos intenso, como quería. Pondré las cantidades para las dos versiones, para los que prefieran el chocolate más suave.

 

pastelchoco

 

 

Ingredientes para el bizcocho:

225g de mantequilla (algo más para untar el molde).

100g de chocolate para fundir.

150ml de agua.

300g de harina de repostería.

1 sobre de levadura.

300g de azúcar.

150g de nata.

2 huevos.

Elaboración del bizcocho:

En un cazo calentamos el agua con el chocolate lentamente.

Damos un golpe de calor a la mantequilla en el microondas. Hasta que haya quedado líquida la mitad o así, revolvemos y dejamos que se vaya deshaciendo el resto.

En un bol mezclamos la harina, el azúcar y la levadura. Cuando el chocolate se derrita lo añadimos al bol y mezclamos. Se creará una masa muy densa y poco manejable, parecida a la de galletas. Es normal que esté así de espesa, os ayudáis con las manos si es necesario, hasta que todo quede de color chocolate. Una vez quede el chocolate integrado, le sumamos la nata y movemos. Ahora añadimos los huevos, habiendo batido claras y yemas por separado. Las claras casi a punto de nieve. Y por último la mantequilla que se habrá derretido ya casi por completo, si queda algo no es problema. Se terminará de deshacer una vez que terminemos de integrar bien todos los elementos de la masa. Cuando veamos que tiene un aspecto unificado y sin muchos grumos, estará lista.

Engrasamos el molde que vayamos a usar y lo vertemos ahí. Dejamos en el horno a temperatura media  unos 40 ó 45 minutos (más o menos). Cuando al pincharlo salga limpio habrá cocido, sobre todo el centro tarda bastante en terminarse (al menos a mí).

 

pastelchoco2

 

 

Ingredientes para la cobertura:

200g de chocolate negro para fundir (ó 180g de blanco y 20g de negro).

6 cucharadas de agua.

3 cucharadas de nata.

1 cucharada de mantequilla.

Elaboración de la cobertura:

Derretir el chocolate en un cazo junto con el agua. Añadir la nata y apartar del fuego. Incorporar entonces la mantequilla y remover.

Una vez que el bizcocho esté listo podemos coronarlo con la cobertura. Se puede conservar en el frigorífico, para que la cobertura se endurezca y sacar un rato antes de tomar. Al gusto de cada cual.

 

pastelchocoporcion        pastelchocoporcion2

 

Cookies con chocolate

Mi hermano también ha podido disfrutar de alguno de mis gastrorregalos, como fue el caso de estas galletas. Con las cantidades indicadas tendremos para llenar una buena caja. Las hice con chocolate, pero solas también quedan muy ricas.

cookiescaja

Ingredientes:

350g de harina (yo usé de fuerza y tuve que ir añadiendo un poco más).

2 huevos.

220g de mantequilla a temperatura ambiente.

1/2 cucharada de bicarbonato.

200g de azúcar blanquilla.

215g de azúcar moreno.

1 poco de sal.

1 poco de esencia de vainilla.

1 tableta de chocolate con leche.

Elaboración:

Batimos bien los huevos con el azúcar y la esencia de vainilla. Añadimos la mantequilla, la harina, el bicarbonato, la sal y el chocolate troceado. Amasamos con las manos hasta que queden bien ligados todos los ingredientes, si está aún demasiado pegajosa, añadiremos un poco de harina.

Podemos dejar reposar en un bol durante unos 15 minutos. Mientras tanto, precalentamos el horno.

Una vez pasado ese tiempo, arrancamos pequeñas porciones de la masa y le vamos dando forma de galleta. Podemos hacer bolitas y aplastarlas con la mano, o como más nos guste.

Las disponemos sobre una bandeja de horno y las introducimos en él. Es recomendable que el horno esté a una temperatura media, para que no se tuesten demasiado rápido. Si no, quedarán muy duras y planas. Una vez  que la masa esté cocida podemos retirarlas, al enfriar se endurecen, así que tampoco conviene hornearlas en exceso.

cookies

¡Mojadas en leche están riquísimas!

cookieleche

Tarta de chocolate con galletas

He probado distintas recetas de este tipo de tarta (con flan, con chocolate a la taza…) pero, con diferencia, ésta es la que me parece más rica. Y no es que crea que es la mejor porque es la que yo  hago, sino que la hago porque creo que es la mejor. La receta me la dio una buena amiga, su padre era pastelero en una conocida confitería de Cartagena.

Ingredientes:

3 cucharadas soperas de harina.

Leche.

2 huevos.

1 vaso de azúcar.

Chocolate con leche en tableta (3 ó 4).

Galletas cuadradas hojaldradas (Petit Rio).

Unas gotas de brandy.

Elaboración:

Disolvemos las 3 cucharadas de harina en un poco de leche. Que nos quede una papilla no muy espesa, pero tampoco demasiado líquida. Si templamos un poco la leche la disolveremos con más facilidad.

Batimos los huevos y los mezclamos con la papilla que acabamos de hacer. Reservamos esta mezcla.

Ponemos a fundir lentamente las tabletas de chocolate con un poco de leche, movemos de vez en cuando para evitar que se queme.

Vertemos en un cazo 2 vasos de leche con 1 de azúcar a fuego lento. Esperamos hasta que hierva, removiendo de vez en cuando. Una vez rompa a hervir, añadimos la mezcla que teníamos reservada y seguimos moviendo. Cuando las tabletas de chocolate estén fundidas, las añadimos  sin dejar de mover, hasta que quede todo bien mezclado. De este modo, conseguimos la crema que será la base de nuestra tarta. Se puede hacer con más cantidad de chocolate, según cómo queramos la densidad de la tarta.

Utilizaremos un molde rectangular para poner las galletas. Antes de colocarlas las iremos mojaremos en leche con unas gotas de brandy.

Hay que buscar el punto intermedio para las galletas, no es aconsejable dejar que absorban demasiada leche, puesto que después seguirán humedeciéndose y puede quedar una masa poco apetecible a la vista. Con mojarlas unos breves  segundos será suficiente. Recomiendo hacer la primera tanda de galletas más seca, ésta será la base de la tarta. Tras tener una capa entera de galletas mojadas procedemos a untarla con la crema de chocolate, así sucesivamente, hasta que nos quedemos sin crema. Por último, podemos decorar la capa superior con avellanas molidas, por ejemplo, que dará un buen toque al chocolate.