Muffins con frutos rojos y chocolate blanco

La receta original era con frutos rojos solamente, pero sugería añadirle chocolate blanco y así lo hice. El resultado son unos muffins potentes, el chocolate les da un toque dulce y los frutos rojos un punto ácido.

 

IMG_7153

 

Ingredientes:

450 g de harina.

200 g de azúcar.

1 cucharada de levadura.

1 cucharadita de bicarbonato o glasificante.

1/2 cucharadita de sal.

1 yogur griego azucarado.

120 ml de leche entera.

2 huevos.

125 g de mantequilla blanda, pero no líquida.

1 cucharadita de extracto de vainilla.

250 g de frutos rojos congelados.

125 g de chocolate blanco.

 

IMG_7137

 

Elaboración:

Sacamos los frutos rojos del congelador y mientras vamos precalentando el horno a 190º.

Batimos con varillas la mantequilla y el azúcar, después añadiremos el yogur, los huevos, la leche, la vainilla y seguiremos batiendo un poco más.

Por otra parte mezclamos la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal, que pasaremos por un tamiz. Tras tamizarlo, lo unimos a la mezcla anterior, y tan sólo lo mezclaremos hasta que la harina quede integrada, nada de trabajarlo en exceso. Por último, añadimos los frutos rojos y el chocolate, volviendo a mover otro poco más, lo justo para repartirlo.

Una vez tengamos la masa, disponemos cápsulas de papel para muffins sobre una bandeja metálica para los mismos, así evitaremos que se abran demasiado. Si no tenemos lo haremos sin bandeja, en una de horno normal. Llenamos cada molde con una porción de masa. No lo llenaremos hasta arriba para evitar que desborde, pero tampoco quedándonos escasos, o quedarán a ras. Se hornean durante aproximadamente 25 minutos, hasta que al pincharlos salgan limpios y queden un poco dorados.

Se conservan durante varios días guardados correctamente. También se puede congelar la masa para utilizarla en otra ocasión, o bien congelar los muffins ya horneados tras enfriar.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cookies con pepitas de chocolate (versión 2)

Ya había una receta de este tipo de galletas en el blog, pero ésta es una distinta y me gusta incluso más que la anterior. La cuestión es que son facilísimas y deliciosas. Ya no recuerdo de dónde saqué la original, pero le añadí alguna cosa por mi cuenta y así es como las hago.

IMG_7143

Ingredientes:

125 g de mantequilla blanda.

185 g de azúcar.

1 cucharadita de extracto de vainilla.

1 huevo ligeramente batido.

215 g de harina.

1 cucharadita de levadura.

1 ó 2 (125 – 250g) tabletas de chocolate. Según cómo lo prefiráis.

Una pizca de sal gruesa.

1 cucharadita de bicarbonato.

75 g de avellanas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º. Primero batimos la mantequilla, que estará lo suficientemente blanda (con textura de pomada) pero no líquida, junto con el azúcar. Añadimos extracto de vainilla, el huevo y la sal.

Por otro lado mezclamos la harina, la levadura y el bicarbonato. Lo pasamos por un tamiz y lo añadimos a la mezcla que habíamos hecho anteriormente.

Por último, troceamos las avellanas y el chocolate (yo utilizo la picadora) y lo añadimos a la masa.

Podemos dejar reposar un rato en el frigo, sobre todo si la temperatura es alta, para que no se nos derritan al manejarlas.

Para finalizar, cogeremos porciones de masa y las aplastaremos para crear cada galleta. Las dispondremos separadas (aumentan un poco de tamaño) en bandeja de horno con papel vegetal. Horneamos hasta que estén doradas, alrededor de unos 20 minutos. Las dejamos enfriar sobre una rejilla con mucho cuidado, pues al sacarlas es normal que con muy poco puedan romperse, pero al enfriar tendrán una textura firme y crujiente.

IMG_7151

Bizcocho de Manzana y Canela

Aún no había hecho un bizcocho de este tipo, ya era hora. Aquí os escribo la receta original y los cambios que hice en ella, así como lo que cambiaré para la próxima vez que la haga.

 

Ingredientes:

3 huevos.

250 g de azúcar (yo usé moreno).

175 g de harina de repostería (utilicé harina con levadura).

50 ml aceite de oliva (yo utilicé de girasol).

150 ml de leche (utilicé un yogur natural azucarado).

1/2 sobre de levadura (yo eché uno entero).

3 manzanas golden (yo usé 2 manzanas reineta).

Una cucharadita de canela en polvo.

Una pizca de sal, por mi cuenta.

Una pizca de bicarbonato, también por cuenta propia.

 

 

Elaboración:

En la receta original se utiliza una manzana para el bizcocho y el resto como cobertura. Yo no hice cobertura y añadí dos en puré al bizcocho. Aunque quedó bien, la próxima vez añadiré sólo una, y utilizaré otro tipo de manzana con más sabor, como la golden que decía la receta original.

En primer lugar precalentamos el horno a 180º. Seguimos batiendo los huevos, primero las claras. Cuando éstas estén casi a punto de nieve añadimos las yemas, para que quede el bizcocho más esponjoso. Añadimos la leche (en mi caso el yogur), el aceite y la canela.

Antes de agregar la harina la pasaremos por un tamiz, junto con la levadura. Unimos ésto a la mezcla anterior.

Batimos una de las manzanas (yo batí dos) y cuando quede hecha puré, la mezclamos a lo que teníamos hecho. Una vez se haya ligado todo, lo vertemos sobre un molde para horno engrasado previamente. Si queremos decorar con manzana, las partimos en láminas y colocamos las porciones encima, espolvoreando con azúcar y canela también.

Introducimos el molde a media altura en el horno, alrededor de unos 40 minutos. Hasta que quede dorado y al pincharlo salga limpio.

Barritas energéticas

IMG_6255.jpg

 

Aún no había hecho unas barritas energéticas de este tipo, son facilísimas y deliciosas. Eso sí, no aptas para dietas hipocalóricas. No sé cuántas calorías tendrá una barrita de estas, son un pecado mortal. En cambio, si lo que necesitas es energía, son un tentempié perfecto (bien lo saben mis queridos Nuria y Checa).

La receta es una adaptación de varias que leí. Los frutos secos pueden ser los que prefiramos, yo utilicé una mezcla de muesli con almendras, cacahuetes, pipas de calabaza, nueces, etc. Y añadí a la receta cacahuetes de esos con miel que también tienen un toque salado. Esto es un “todovale”.

Ingredientes:

45 g de frutos secos variados.

60 g de pasas.

40 g de cacahuetes salados con miel.

1 puñado de coco rallado (más para espolvorear).

Ralladura de una naranja.

70 g de harina (integral o normal).

50 g de avena en copos.

50 g de azúcar moreno (yo uso panela).

3 g de sal.

2 g de bicarbonato.

100 ml de miel.

1 huevo.

1 pizca de canela.

1 pizca de jengibre.

 

Elaboración

Picamos los frutos secos (yo utilizo el picador eléctrico).

Añadimos a los frutos secos  la ralladura de naranja, la harina y demás ingredientes secos.

Batimos el huevo y le añadimos la miel a éste. Mezclamos bien.

Añadimos la mezcla de huevo y miel a los ingredientes secos que antes habíamos mezclado.

Verter la mezcla en un recipiente de horno no muy grande y extendemos por la base, que anteriormente habremos cubierto con papel vegetal de horno.

 

IMG_6241

Horneamos durante 35 minutos a 180º, dejamos enfriar sobre una rejilla y partimos en tantas porciones como queramos.

La textura es un poco abizcochada, no queda totalmente crujiente. Tienen una fácil y duradera conservación.

 

 

 

 

Bizcocho con pera

El bizcocho de esta receta era la base para una tarta con glaseado y demás historias decorativas. Pero el fondant y las tartas muy aparatosas no son mi fuerte, no me atraen ni para hacer ni para comer. Por eso, decidí hacer solamente el bizcocho. Es bastante parecido al típico bizcocho de yogur, pero la pera le da un toque distinto. No apostaba mucho por él, pero resultó estar bueno, así que, dejo la receta.

bizcochopera1

Ingredientes:

3 huevos.

1 yogur de fresa.

2 medidas de yogur con azúcar.

3 medidas de yogur con harina.

1 medida de yogur con aceite de girasol.

1 sobre de levadura.

2 peras.

Mantequilla.

Azúcar glas para decorar.

Elaboración:

Batir los huevos con varillas eléctricas hasta que queden bien espumosos. Verter el yogur en un cuenco y apartar . Limpiamos el vaso de yogur y lo secamos bien para utilizarlo como vaso medidor. Añadimos los dos vasos de azúcar, y seguimos batiendo. Añadir el yogur que teníamos apartado en un cuenco, seguimos mezclando. Mezclar la harina junto a la levadura y pasamos por un tamiz, e iremos espolvoreando sobre la mezcla de los huevos. Lo iremos incorporando poco a poco y moviéndolo con una espátula de madera. Añadimos el aceite y las peras cortadas en dados. Seguimos mezclando con movimientos envolventes.

Precalentamos el horno 10 minutos. Engrasamos el molde que vayamos a utilizar con mantequilla y echamos por encima un poco de harina, para evitar que se pegue. Volcamos poco a poco la mezcla y horneamos a unos 180º alrededor de 30 minutos, hasta que al pincharlo salga limpio. Esperamos a que enfríe y, listo para comer.

bizcochopera

Copa de chocolate y nata al microondas

Si queréis hacer un postre con chocolate que no os lleve demasiado tiempo, aquí tenéis una opción. Es una especie de Dalky o copa Danone hecho en casa. Y ya que todo se hace en casa, que la nata montada también lo sea. Si es de la que venden ya hecha, no será lo mismo.

dalky

Ingredientes:

6 cucharadas de Nesquick.

3 cucharadas de azúcar.

3 huevos.

2 cucharadas de maicena.

3 vasos de leche.

1 pizca de sal.

Nata para montar.

Azúcar glass.

Elaboración:

En un recipiente apto para microondas mezclamos los huevos, el Nesquick, el azúcar, la maicena, 2 vasos de leche y una pizca de sal. Lo batimos todo muy bien hasta que quede una mezcla homogénea.

Metemos al microondas a máxima potencia (800 W) durante 6 minutos. Tras esos minutos lo volvemos a batir, puesto que se habrán ido creando grumos. Los deshacemos, hasta que vuelva a ser una crema homogénea, aunque ahora más espesa. Añadimos el vaso de leche que nos quedaba y batimos nuevamente.

Volvemos a meterlo en el microondas, esta vez 3 minutos a la misma potencia. Pasados los tres minutos, ya podremos disponer la crema en los recipientes donde queramos servirlos.

Por último, montamos la nata con ayuda de unas varillas (si son eléctricas mejor que mejor). Para que la nata nos cueste menos montarla es importante que esté bastante fría, si la introducimos un rato antes en el congelador no estará de más, sobre todo si hay altas temperaturas, como en estas fechas. También podéis meter en el congelador el recipiente donde la vayáis a montar (lo ideal es uno metálico, que mantenga bien el frío). Montáis con las varillas y le vais añadiendo azúcar glass a vuestro gusto. Una vez la nata tenga cuerpo la disponéis sobre la crema de chocolate y ya está lista para enfriar en la nevera hasta la hora de comérsela.

IMG_5301

Galletas shortbread

shortbread

He aquí otra receta pendiente de publicar desde hace mucho tiempo. Y eso que, cuando la leí en pemberleycupandcakes, la hice al momento. De hecho, dos veces seguidas. Son unas deliciosas galletas de mantequilla de origen escocés. Aunque, si queréis saber más sobre ellas, Rosa María os explica mucho mejor todo eso en su blog.

Aquí os dejo la receta.

Ingredientes:

175 g de harina.

55 g de azúcar superfino (yo pasé azúcar normal por la batidora).

1/4 de cucharadita de sal.

115 g  mantequilla con sal muy fría.

Azúcar moreno para espolvorear.

Elaboración:

Empezamos precalentando el horno a 150 °. Engrasamos un molde para tarta que no sea muy grande. Cuadrado o circular, según la forma que queramos darle.

Después, tamizamos la harina, el azúcar y la sal. A esto le añadimos la mantequilla en trozos. Yo no tenía un mezclador de masas, ni me manejaba bien con dos cuchillos, así que usé el chafa patatas. De esta manera evité darle demasiado calor con mis manos. Lo mezclamos hasta obtener una masa seca, que se desmigaje.

Ahora sí debemos utilizar nuestras manos para aunar la masa. Pero debemos intentarlo manipularla el menor tiempo posible, si nos excedemos no quedará crujiente. Una vez hemos hecho una bola con la masa, la extendemos sobre el molde. Presionamos con los dedos hasta  toda la base quede bien cubierta.

Alisamos la superficie de la masa con una cuchara. Y con un cuchillo dibujamos las porciones, sin llegar a clavarlo totalmente, sólo de manera superficial. Con los dientes de un tenedor marcamos la superficie de cada porción, dejando dibujados unos agujeritos. Si lo hacemos en un molde redondo les daremos forma triangular. Y si las queremos con forma de barritas utilizaremos un recipiente rectangular.

Por si acaso hubiéramos manipulado demasiado la masa, introducimos la bandeja en el frigorífico. Podemos dejarla que se refrigere unos 15/20 minutos.

Pasado ese tiempo, metemos la bandeja al horno unos 40 minutos. Hasta que veamos que la masa ya esté cocida y ligeramente dorada. Al sacar la bandeja del horno la espolvoreamos con azúcar moreno.

Dejamos que el molde se enfríe un poco sobre una rejilla. En caliente las pastas se rompen con muchísima facilidad, así que hay que tener mucho cuidado. Terminamos de partir  la masa en las porciones que habíamos dibujado con el cuchillo, y las dejamos que terminen de enfriar sobre la rejilla.

         shortbreadp                                                                              shortbread2