Muffins con frutos rojos y chocolate blanco

La receta original era con frutos rojos solamente, pero sugería añadirle chocolate blanco y así lo hice. El resultado son unos muffins potentes, el chocolate les da un toque dulce y los frutos rojos un punto ácido.

 

IMG_7153

 

Ingredientes:

450 g de harina.

200 g de azúcar.

1 cucharada de levadura.

1 cucharadita de bicarbonato o glasificante.

1/2 cucharadita de sal.

1 yogur griego azucarado.

120 ml de leche entera.

2 huevos.

125 g de mantequilla blanda, pero no líquida.

1 cucharadita de extracto de vainilla.

250 g de frutos rojos congelados.

125 g de chocolate blanco.

 

IMG_7137

 

Elaboración:

Sacamos los frutos rojos del congelador y mientras vamos precalentando el horno a 190º.

Batimos con varillas la mantequilla y el azúcar, después añadiremos el yogur, los huevos, la leche, la vainilla y seguiremos batiendo un poco más.

Por otra parte mezclamos la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal, que pasaremos por un tamiz. Tras tamizarlo, lo unimos a la mezcla anterior, y tan sólo lo mezclaremos hasta que la harina quede integrada, nada de trabajarlo en exceso. Por último, añadimos los frutos rojos y el chocolate, volviendo a mover otro poco más, lo justo para repartirlo.

Una vez tengamos la masa, disponemos cápsulas de papel para muffins sobre una bandeja metálica para los mismos, así evitaremos que se abran demasiado. Si no tenemos lo haremos sin bandeja, en una de horno normal. Llenamos cada molde con una porción de masa. No lo llenaremos hasta arriba para evitar que desborde, pero tampoco quedándonos escasos, o quedarán a ras. Se hornean durante aproximadamente 25 minutos, hasta que al pincharlos salgan limpios y queden un poco dorados.

Se conservan durante varios días guardados correctamente. También se puede congelar la masa para utilizarla en otra ocasión, o bien congelar los muffins ya horneados tras enfriar.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cookies con pepitas de chocolate (versión 2)

Ya había una receta de este tipo de galletas en el blog, pero ésta es una distinta y me gusta incluso más que la anterior. La cuestión es que son facilísimas y deliciosas. Ya no recuerdo de dónde saqué la original, pero le añadí alguna cosa por mi cuenta y así es como las hago.

IMG_7143

Ingredientes:

125 g de mantequilla blanda.

185 g de azúcar.

1 cucharadita de extracto de vainilla.

1 huevo ligeramente batido.

215 g de harina.

1 cucharadita de levadura.

1 ó 2 (125 – 250g) tabletas de chocolate. Según cómo lo prefiráis.

Una pizca de sal gruesa.

1 cucharadita de bicarbonato.

75 g de avellanas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º. Primero batimos la mantequilla, que estará lo suficientemente blanda (con textura de pomada) pero no líquida, junto con el azúcar. Añadimos extracto de vainilla, el huevo y la sal.

Por otro lado mezclamos la harina, la levadura y el bicarbonato. Lo pasamos por un tamiz y lo añadimos a la mezcla que habíamos hecho anteriormente.

Por último, troceamos las avellanas y el chocolate (yo utilizo la picadora) y lo añadimos a la masa.

Podemos dejar reposar un rato en el frigo, sobre todo si la temperatura es alta, para que no se nos derritan al manejarlas.

Para finalizar, cogeremos porciones de masa y las aplastaremos para crear cada galleta. Las dispondremos separadas (aumentan un poco de tamaño) en bandeja de horno con papel vegetal. Horneamos hasta que estén doradas, alrededor de unos 20 minutos. Las dejamos enfriar sobre una rejilla con mucho cuidado, pues al sacarlas es normal que con muy poco puedan romperse, pero al enfriar tendrán una textura firme y crujiente.

IMG_7151