Galletas de limón

Son las primeras galletas de limón que publico, pero vaticino que no van a ser las únicas. La masa necesita 3 horas como mínimo de reposo en el frigorífico, así que yo prefiero hacerla el día de antes y dejarlas toda la noche. Eso sí, al principio estará durísima y habrá que darle tiempo para poder  manipularla. Resumiendo, que no son unas galletas de hacer al instante, no por complicación sino por requerir un poco de tiempo. Pero si os gusta el limón y las galletas, merece la pena.

Ingredientes:

400 g de harina.

220 g  de mantequilla a temperatura ambiente.

200 g de azúcar.

Unas gotas de vinagre de vino blanco.

3 g de bicarbonato.

1 pizca de sal.

Zumo de 1/2 limón.

1 cucharadita de esencia de limón.

Elaboración:

Pasamos por el tamiz la harina, añadimos el bicarbonato, la sal y las gotas de vinagre. Reservamos esta mezcla de ingrediente secos para usarla más tarde.

Batimos la mantequilla con el azúcar con ayuda de las varillas. Si la mantequilla no está lo suficiente blanda le daremos un golpe de calor en el microondas antes. Vamos incorporando a la mezcla el huevo, el zumo de limón y la esencia de limón. Agregamos ahora la mezcla que teníamos reservada con la harina etc.

Cuando todos los ingredientes queden bien mezclados hacemos una bola y la envolvemos en film transparente. Como ya dije, debe reposar al menos 3 horas en la nevera, pero podemos dejarla toda una noche.

Sacaremos la masa un rato antes de disponernos a formar las galletas, así no estará tan fría y podremos darle forma con más facilidad. Precalentamos el horno a 180. Cogemos porciones y vamos estirando, con ayuda de un rodillo, sobre una superficie enharinada. Si la masa queda aún pegajosa podemos añadir algo más de harina, pero sólo la necesaria o pueden resultar muy secas. Las cortamos con ayuda de un cortapastas con la forma que deseemos y las disponemos en la bandeja del horno con papel vegetal. Bajamos la temperatura a 120 y horneamos unos 12 minutos. Hasta que estén cocidas, pero no adquieren un tono muy dorado, así que no hay que guiarse por el color. Dejamos que enfríen sobre una rejilla y ¡a comer!

galletaslimon

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s